Argentina:Esto no va más ¡Abajo el ajuste de Macri y el FMI! ¡Paro General de 36 hs ya!

MUNDO - AMERICA LATINA
Modificar el tamaño de letra:

Aumento del dolarPor:Izquierda Socialista en el Frente de Izquierda

La brutal suba del dólar es otro saqueo al pueblo trabajador. El peso se devaluó un 100% desde enero y la inflación va a superar el 40%... ¡Pero los salarios siguen en el techo del 15%! ¡Ni qué hablar de las jubilaciones y los planes sociales! Los alimentos aumentan al ritmo del dólar y quieren subir otra vez la luz, el gas, los medicamentos y las naftas. Este es el plan de Macri, el FMI, los gobernadores, los usureros y grandes empresarios. Están llevando a millones a la pobreza y a la desesperación. Y reprimen a los que luchan, como a los trabajadores del astillero o a los estatales de Agroindustria.

La plata del Fondo Monetario es para la timba financiera y pagar más deuda externa. Ya quemaron 20.000 millones de dólares de las reservas del Banco Central. Y el gobierno sigue diciendo que "vamos por buen camino" y que "no hay ningún fracaso económico". ¡Caradura! Ya son millones los que no le creen y repudian su ajuste y mentiras.

Aumento inmediato de salarios y jubilaciones. Que se deje de pagar la deuda externa.

Macri dice que anunciará "nuevas medidas". Pero con este gobierno siguen perdiendo los trabajadores y el pueblo. Tampoco se resuelve nada con el cambio de algún ministro. El gran enemigo del pueblo trabajador es el ajuste de Macri y el FMI que también aplican los gobernadores peronistas. ¡Alicia Kirchner ofreció el 2% a los docentes!
Grandes sectores populares empiezan a decir que esto no va más, que hay que pararle la mano al gobierno y a su ajuste. El peronismo critica, pero negocia con Macri el Presupuesto de ajuste de 2019 y sólo piensa en las elecciones. Desde el Frente de Izquierda planteamos lo opuesto ¡Hay que derrotar el ajuste ahora y tomar medidas de emergencia! Por un inmediato aumento salarial y jubilatorio que cubra la inflación de todo el año indexado mensualmente de acuerdo a la inflación real como lo lograron los docentes neuquinos con su heroica huelga. Y que se deje de pagar ya la deuda externa.

¡Paro ya de 36 horas y plan de lucha nacional!

La CGT, acorralada por las luchas y la bronca popular, llamó a un nuevo paro para el 25 de septiembre. Y las CTA Yasky y Micheli a un paro de 36 horas con una movilización el 24 de septiembre a Plaza de Mayo. Es un triunfo de la movilización haber obligado a estos dirigentes a convocar a un nuevo paro. Es lo que vino planteando el sindicalismo combativo y la izquierda. Pero el paro debe ser ahora, no dentro de un mes. Hay que unir ahora todas las luchas para derrotar el ajuste. Y exigir que este nuevo paro sea el inicio de un plan de lucha nacional, no otro paro aislado.
Hay una rebelión educativa, con docentes de todos los niveles y estudiantes universitarios, terciarios y de escuelas técnicas defendiendo la educación pública y el derecho a estudiar de los trabajadores y sus hijos. Luchan los trabajadores del Astillero Río Santiago, despedidos de Télam, Luz y Fuerza de Córdoba, camioneros, estatales de Agroindustria, de la salud, yerbateros y tantos otros. Millones de mujeres salieron a las calles por el aborto legal. Y fue ejemplar la rebelión popular de diciembre contra el robo jubilatorio. Apoyemos todas las luchas. Impulsemos asambleas y plenarios de delegados para impulsar desde ahora el paro de 36 horas, la movilización a Plaza de Mayo y su continuidad. ¡Ahora hay que derrotar el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores!

¡Abajo el ajuste de Macri, el FMI y los gobernadores!
¡Plan de emergencia ya! Aumento de salarios y jubilaciones indexados mensualmente de acuerdo al real costo de vida. Basta de despidos y tarifazos.
¡No al pago de la deuda externa! Plata para trabajo, salud, educación, no para el FMI y los usureros.
¡Paro de 36 horas ya de la CGT y CTA con movilización a Plaza de Mayo!


Luchemos por un plan económico de emergencia

Estamos en una verdadera emergencia nacional. Desde Izquierda Socialista y el Frente de Izquierda llamamos a imponer urgentes medidas en defensa de las mayorías populares. Por un inmediato aumento salarial y jubilatorio para cubrir la devaluación del 100%. Reapertura de las paritarias con una indexación mensual del salario de acuerdo al valor real de la inflación. Control de precios y castigo a los remarcadores. Prohibición de despidos y suspensiones. Que se anulen los tarifazos. Que no se vaya ni un dólar más del país. ¡No al pago de la deuda externa! Que esa plata vaya a salario, salud, a las escuelas y a un plan de obras públicas que reactive la economía. Paremos la fuga de capitales. Que se nacionalice la banca y el comercio exterior. Que se reestaticen y nacionalicen las empresas privatizadas para que el Estado vuelva a tener el control del petróleo, el gas, la luz y el agua. Estas medidas de emergencia son las que hay que imponer con lucha y movilización.