Repudiamos anuncio de anexión del Valle del Jordán

NOTICIAS Y DOCUMENTOS - NOTICIAS INTERNACIONALES
Modificar el tamaño de letra:

netanyahu-valle-del-jordan-1568131712159Repudiamos anuncio de anexión del Valle del Jordán: Netanyahu anuncia nuevo ataque a los palestinos

En vísperas de las elecciones, Benjamín Netanyahu, que aspira a seguir siendo primer ministro israelí, hizo la promesa electoral de la anexión al Estado de Israel del Valle del Jordán, 2400 kilómetros cuadrados de territorio habitado por 13.000 colonos sionistas y unos 60.000 palestinos. El anuncio fue repudiado por una rara unanimidad de los países árabes y ni siquiera Trump, por ahora, le dio un apoyo explícito a esa medida.

Escribe Miguel Lamas

Visto en perspectiva histórica, la promesa de anexión del Valle del Jordán (parte de Cisjordania) es casi una formalidad jurídica. Israel ya lo ocupa desde 1967 con sus colonos y con control militar. También ocupa la mayor parte de la Cisjordania (que tiene 3.600.000 habitantes en total, de los cuales 600.000 son colonos sionistas).

Sin embargo, Cisjordania junto a Gaza (1.900.000 habitantes palestinos), ocupados en 1967 por Israel, deberían ser los territorios de un futuro Estado Palestino, según los acuerdos de paz de Oslo firmados en 1992.

Por eso, el anuncio de Netanyahu es una reafirmación de su política, que cuenta con el apoyo de Trump, de marchar a la ocupación total de Cisjordania, con nuevas colonias y soberanía israelí, y terminar con cualquier posibilidad real de Estado Palestino.

Antes Netanyahu ya dio pasos para desconocer formalmente los acuerdos de Oslo. Uno fue trasladar la capital a Jerusalén (reconocido sólo por Trump que trasladó a Jerusalén la embajada yanqui) y el otro declarar “estado judío” a Israel, tendiente a desconocer totalmente los derechos palestinos. El fraude de los acuerdos de Oslo En el acuerdo firmado entre Israel y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) en 1992 en la ciudad de Oslo, los palestinos aceptaron reconocer a Israel cambio del reconocimiento de su “derecho” a tener su propio “Estado” junto al de Israel, ocupando Cisjordania (margen occidental del río Jordán) y Gaza, con capital en Jerusalén oriental, es decir un 22% del territorio histórico de Palestina.

El acuerdo de Oslo fue un gran fraude impuesto con el apoyo de Estados Unidos, la ONU, la Unión Europea, Rusia y la mayor parte de los gobiernos imperialistas y capitalistas, incluyendo a los gobiernos árabes. Sólo sectores minoritarios de los palestinos, y algunas corrientes de izquierda revolucionaria, entre ellas la UIT-CI, denunciamos este acuerdo como una trampa. La mayoría del pueblo palestino aceptó el acuerdo porque pese a sus limitaciones, y después de tanta guerra y agresión sionista, creyó que por fin habría paz.

Con la firma de ese acuerdo la OLP instaló un “gobierno” de la “Autoridad Palestina” en la ciudad de Nablus, que supuestamente ejerce soberanía sobre Cisjordania y Gaza y recibió ayuda internacional para mantener su burocracia administrativa y sistema de seguridad para impedir la rebelión popular palestina contra Israel.


Gaza y Cisjordania despedazadas

Pero en los hechos la presencia militar israelí nunca cesó, como no abandonaron su control de la totalidad de Jerusalén y su pretensión de convertirla en su capital. Después de los acuerdos, Cisjordania y Jerusalén Este fueron ocupadas paulatinamente con 600.000 colonos sionistas armados, que se adueñaron de las mejores tierras y el 95% de las fuentes de agua y la ciudad de Jerusalén Este. Israel erigió un muro que está recortando los territorios habitados por los palestinos quitándoles el 48% del escaso territorio que les quedaba. También tomó el control militar de las carreteras que atraviesan el territorio. Por si esto no bastara, periódicamente Israel les destruye sus fuentes de agua, le tala los olivos, bombardea centrales eléctricas y universidades. Gran parte de los habitantes de Cisjordania, para trasladarse a trabajar, estudiar o visitar un pariente dentro del territorio, deben pasar por los puntos de control militar israelíes donde deben hacer largas colas para revisar sus documentos y muchas veces los humillan o golpean con el menor pretexto.

El otro territorio, mucho más pequeño, Gaza, es sometido a un bloqueo permanente desde hace años, y periódicamente bombardeado por el poderoso ejército sionista armado por Estados Unidos.

Desde marzo de 2018, cuando comenzaron las llamadas Marchas del Retorno en Gaza hacia la frontera, para reivindicar el regreso de los refugiados palestinos a sus lugares de origen antes del nacimiento del Estado de Israel, los sionistas mataron a 310 palestinos en Gaza, e hirieron a 17.000 por armas de fuego.


¡Fuera sionistas de Medio Oriente!

El anuncio de anexión del Valle del Jordán muestra una vez más que Israel no quiere ninguna paz sino expulsar definitivamente a todos los palestinos incluso de Cisjordania y Gaza. Y esto seguirá siendo así aun cuando no ganara Netanyahu, porque todos los partidos dominantes en Israel son sionistas y quieren básicamente lo mismo, aunque difieran en los ritmos.

Solo puede haber paz con la destrucción de ese Estado enclave imperialista: el Estado genocida de Israel. Constituyendo en todo el antiguo territorio palestino lo que reclamaba el programa histórico de la OLP (Organización para la Liberación de Palestina) hasta los acuerdos de Oslo: una Palestina laica, democrática y no racista, con derecho al retorno de millones de refugiados palestinos, con devolución de sus tierras y casas robadas por Israel y plenos derechos ciudadanos. Y esto sólo podrá lograrse con la heroica resistencia palestina, como parte de la lucha de los pueblos árabes y del mundo por expulsar al imperialismo y al sionismo de Medio Oriente.

En ese camino, desde la UIT-CI apoyamos la resistencia heroica del pueblo palestino, la campaña por el derecho al retorno, apoyamos las campañas de solidaridad internacionales, como la de Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS) que logró rupturas económicas con suspensión de importaciones y el boicot a Universidades, organizaciones culturales, sindicales, artísticas y deportivas del Estado de Israel. Reclamamos de todos los gobiernos la ruptura de relaciones diplomáticas, económicas y militares con el Estado genocida de Israel.


Israel: enclave imperialista

Israel es un enclave imperialista en Medio Oriente. Fue creado con apoyo del imperialismo inglés y yanqui, con el objetivo de controlar Medio Oriente, la región del mundo más rica en petróleo. Fundado en 1948 sobre territorio palestino, fue poblado mayoritariamente por centenares de miles judíos europeos recién llegados, en muchos casos sobrevivientes del genocidio nazi, usados como carne de cañón para la colonización imperialista. Para consolidar su ocupación, Israel expulsó con métodos terroristas más de un millón de árabes palestinos.

Su propia economía está dedicada a sostener una poderosa maquinaria militar, basada en el despojo permanente a los árabes y en la enorme ayuda económica y militar norteamericana. Israel se desmoronaría en meses sin el sostén norteamericano.

Israel estuvo en guerra casi permanente. En sus casi 70 años de historia atacó militarmente no solo a los palestinos, sino también a todos los países árabes vecinos (Líbano, Egipto, Jordania, Siria e Irak) para expandir sus territorios, someterlos totalmente a los dictados imperialistas y quebrar la resistencia palestina (la mayor parte de los palestinos expulsados se refugiaron en esos países).

 

Buscanos en FacebookSeguinos en TwitterSuscribite a nuestro canal de YouTube

Buscar en el sitio

MUJER

La Rebelión de las mujeres

 

Kote kòb Petwokaribe a?

WhatsApp Image 2018-11-01 at 07.14.54

Libertad a Rodney Alvarez

Libertad para Rodney Alvarez

New publication

Why did Chavismo fail

Debate Rev. Permanente

debate-sobre-rev-permanente-y-nahuel-moreno

bandera-italiana bandera-inglesa bandera-francia bandera-arabe

 

Revista Internacional

Trump

New Correspondence

contra tapa CI ingles

Traductor/Translate

Sitio web de Nahuel Moreno