Chile: Año nuevo de lucha en Plaza dignidad.

NOTICIAS Y DOCUMENTOS - NOTICIAS INTERNACIONALES
Modificar el tamaño de letra:

JMRBU5V7UBAPJP46LJAHR25BMY150 mil personas se abrazaron al llegar las 00:00 horas del 2020. Nada extraño en año nuevo, salvo que esta vez los abrazos fueron en Plaza Dignidad, el epicentro de la revolución chilena.

El gobierno de Piñera se mantiene en el suelo. Las encuestas más optimistas le dan 11% de apoyo y más del 80% de rechazo. Con él, van en caída libre Carabineros y militares, el congreso, la Iglesia, los partidos tradicionales y los medios de comunicación masivos. Desde el 18 de octubre el país es remecido por protestas que cumplen casi dos meses y medios poniendo en cuestión el modelo económico y la constitución de Pinochet.

Esa descomunal fuerza que ha provocado “un terremoto político y social”, es la que llevó a cientos de miles de personas a congregarse en Plaza Dignidad en Santiago, en Valparaíso, Concepción y muchas ciudades del país. Las calles y las plazas, que han sido escenario de la lucha, son también espacios para asambleas, actividades solidarias, y como no… para darnos el primer abrazo del año.

“Nos costó tanto encontrarnos, que no queremos soltarnos nunca más”, se leía en una de las paredes aledañas a la Plaza. Antes de las 00:00, y después, miles fueron llegando entre risas y canticos. Pocas horas antes, ciento de personas habían preparado una cena para la heroica Primera Línea, con brindis y conmemoración a las y los caídos. Ese ánimo de lucha y festejo lleno las calles hasta la madrugada.

Comenzó 2020 y el nuevo año nos encontró, de nuevo, en las calles. Este será un “verano caliente”, nadie cree que las movilizaciones se calmen durante el periodo estival. Un preámbulo que mantiene inquieto al gobierno, que espera la reactivación de la lucha para marzo, cuando los estudiantes comiencen las clases.

Como en estos casi 80 días de lucha, el MST, la sección chilena de la UIT-CI, estuvo presente este año nuevo en Plaza dignidad y otros lugares del país. Felices de seguir gritando “Fuera Piñera” junto a cientos de miles de mujeres, jóvenes, trabajadores y estudiantes. La lucha continúa, y con ella la revolución que está removiendo a Chile.