Venezuela: "Maduro y los empresarios acabaron con los salarios" Orlando Chirino

NOTICIAS Y DOCUMENTOS - NOTICIAS INTERNACIONALES
Modificar el tamaño de letra:

orlando-chirino
Por Laclase.info

Caracas, 29 de septiembre de 2020. “Las trabajadoras y trabajadores venezolanos tienen hoy un salario mínimo de menos de un dólar. Eso significa someter al pueblo trabajador venezolano a la indigencia total”, así se refirió Orlando Chirino, dirigente del Partido Socialismo y Libertad y de C-cura, a la casi extinción del salario en Venezuela.

En los últimos días se ha producido un hecho simbólico pero de un impacto descomunal en el bolsillo de millones de trabajadoras y trabajadores venezolanos: el dólar en el mercado paralelo traspasó la barrera de los Bs. 400.000. ¿Y qué tiene esto de particular? ¡Que el salario mínimo se ubicó en $ 1! De hecho, mientras escribimos esta nota, nos enteramos que el dólar BCV está en 421.193,87 bolívares y el promedio del paralelo supera los 440 mil bolívares.

Como se sabe, el salario mínimo oficial fue incrementado el pasado 1º de mayo de este año, cuando pasó de 250.000 a 400.000 bolívares. Desde entonces, no ha habido un nuevo aumento del salario mínimo a pesar de que los precios de los productos de primera necesidad se han incrementado astronómicamente.

“En 5 meses, después del Día del Trabajador, lo que se ha producido es casi la extinción del salario en Venezuela. La hiperinflación galopante y el paquetazo de ajuste de Maduro, han destruido el único recurso con el que cuentan los trabajadores y trabajadoras para poder comer y atender las necesidades personales y de sus familias”, aseguró Chirino.

Esta situación de deterioro del salario no sería exclusiva de las trabajadoras y trabajadores del sector público, también se estaría produciendo entre los trabajadores de la empresa privada, y se reflejaría en la violación o casi desaparición de las contrataciones colectivas, y en la liquidación de lo que Chirino denomina “concepto general de salario”.

“Es real que la mayoría de los trabajadores y trabajadoras del sector público ganan una miseria, verdaderos salarios de hambre. Pero es falso que los salarios en la empresa privada sean extraordinarios. Efectivamente, en algunas grandes empresas que tenían buenos contratos colectivos, los patronos pagan mucho más del salario mínimo oficial, pero esto se ha hecho a costa de la eliminación del concepto general de salario, que incluye primas, bono vacacional, bono nocturno, horas extras, días feriados, bono de alimentación, entre otros componentes del salario. Los patronos en esas grandes empresas le están pagando un bono único a los trabajadores sin ninguna incidencia salarial ni en las prestaciones. Mientras que en los comercios como panaderías, carnicerías, restaurantes, tiendas de ropa y diversas empresas de servicios, donde se concentra la mayor fuerza de trabajo, los salarios son tan miserables como en el sector público”, afirmó Chirino.

Pero además de la destrucción del salario tanto en el sector público como en el privado, las trabajadoras y trabajadores están sometidos a otras vicisitudes, las cuales se han agravado en el marco de la pandemia y la crisis económica proofindizada por ésta.

El dirigente del PSL afirma que “muchos patronos han podido otorgar estos bonos que han incrementado relativamente el salario, gracias a que desde hace varios meses han venido despidiendo sistemáticamente a un gran número de trabajadores. Es decir, han reducido drásticamente sus nóminas, cuestión que han profundizado en el marco de la pandemia. Con menos trabajadores y trabajadoras han podido dar estos bonos. Con la anuencia del gobierno, el rol nefasto de los sindicalistas gobierneros de la Cbst y los provenientes de la CTV, ligados a los partidos patronales, y gracias al memorando 2792 aprobado por Maduro como parte de su paquete de ajuste, los empresarios están haciendo prácticamente lo que les da la gana con los trabajadores”.

Chirino hizo referencia a la superexplotación de las trabajadoras y trabajadores en las distintas empresas privadas, y habló del caso del Grupo Polar, donde los trabajadores desempeñan funciones para cualquiera de las filiales del Grupo. Es decir, menos trabajadores realizan el mismo salario.

“Con los salarios de hambre que se ganan en el país, Polar y la mayoría de las empresas privadas venezolanas y transnacionales deben estar obteniendo hoy la plusvalía más elevada en la historia del capitalismo venezolano”, sentenció Chirino.

“Desde el Partido Socialismo y Libertad llamamos a los trabajadores y trabajadoras a que se expresen como clase desde las empresas donde se desempeñan. La clase obrera debe manifestarse y movilizarse ante la brutal crisis que padecemos, y encabezar al conjunto del pueblo en su lucha contra este gobierno hambreador y su paquete de ajuste”, enfatizó Chirino.

Finalizó planteando que el PSL en el contexto de esta catástrofe social agravada por la pandemia propone luchar por un Plan Económico Social de Emergencia que traslade el costo de la crisis y la emergencia sanitaria al gobierno, a las transnacionales y grandes empresarios, conformando un Fondo Social de Emergencia a través de un impuesto especial a las grandes empresas, transnacionales y bancos; la eliminación de los contratos de empresas mixtas en el sector petrolero y estatización de toda la industria petrolera, confiscación y repatriación de los bienes robados y fugados por los corruptos, el no pago de la deuda externa y la eliminación del gasto represivo, militar y suntuario del Estado. Y con esos recursos establecer un salario que cubra la canasta básica y una renta de cuarentena para los trabajadores informales e impulsar un plan masivo de importación de alimentos, medicinas e insumos sanitarios para enfrentar el Covid-19. Así como exigir el cese a la utilización de la cuarentena para criminalizar las luchas, y libertad plena para todos los detenidos por luchar y defender sus derechos”.

(read in english)