Paro mundial de las mujeres: Por un 8 de marzo antipatriarcal y anticapitalista

NOTICIAS Y DOCUMENTOS - TEMAS GENERALES
Modificar el tamaño de letra:

En más de 40 países, miles de mujeres y organizaciones estamos preparando el primer paro mundial de mujeres para el próximo 8 de marzo, día internacional de las mujeres trabajadoras, lo que se presenta como una gran oportunidad para fortalecer y unificar las luchas para conquistar nuestros derechos.En más de 40 países, miles de mujeres y organizaciones estamos preparando el primer paro mundial de mujeres para el próximo 8 de marzo, día internacional de las mujeres trabajadoras, lo que se presenta como una gran oportunidad para fortalecer y unificar las luchas para conquistar nuestros derechos.

Hace pocas semanas, en USA, miles de mujeres salieron a las calles a enfrentar la política misógina, racista y capitalista que encarna el nuevo gobierno de Donald Trump. Ese movimiento empalma con las grandes movilizaciones que se vienen dando en el mundo en los últimos años. Desde el #NiUnaMenos de Argentina contra los femicidios, hasta las marchas de Turquía contra un proyecto de ley que reducía las penas a la violencia sobre las mujeres, que consiguieron hacer retirar el proyecto, pasando por la movilización en México exigiendo #VivasNosQueremos, las marchas en Brasil e India contra las violaciones, los reclamos en Chile por el derecho al aborto, el paro de mujeres en Francia por igual trabajo, igual salario; las protestas de mujeres en Rusia; las movilizaciones en el Estado Español contra las violencias machistas o en Italia y Polonia por mantener el derecho al aborto legal.

Por eso, hoy frente a la crisis capitalista que nos golpea mundialmente con planes de ajuste y miseria, el movimiento de mujeres tiene un desafío muy importante que se apoya en la fuerza de todas esas mujeres en las calles. En el paro mundial de mujeres, no solo tiene que quedar claro que luchamos contra la opresión patriarcal que nos condena al trabajo doméstico y nos disciplina con las múltiples violencias. Sino que, en nuestra mayoría, las mujeres también somos trabajadoras y superexplotadas por esa condición de oprimidas, lo que nos lleva a ser la mayoría de las personas migrantes en el mundo, las más precarizadas y peores pagas. Por lo tanto, este paro también tiene que servir para enfrentar a todos los gobiernos capitalistas del mundo, para que no seamos nosotras las que paguemos la crisis.

Este 8 de marzo, no puede ser el día de las Ángela Merkel, las Hillary Clinton, las Dilma Rousseff o las Michelle Bachelet. Todas ellas son empresarias que gobiernan o gobernaron contra la mayoría de las mujeres. En cambio, las trabajadoras peleamos por un 8 de marzo que reivindique la histórica lucha de las obreras textiles que en 1908 marcharon en New York reclamando sus derechos como mujeres y trabajadoras y, también, de las trabajadoras rusas que, en 1917, llamaron a la huelga, dando el puntapié inicial a la histórica Revolución Rusa. Que denuncie la complicidad fundamental del Vaticano contra los derechos de las mujeres, como el derecho al aborto, a la educación sexual sin dogmas, a la diversidad sexual, mientras cobija y protege horrendas prácticas de abuso sexual infantil.

También queremos hacer un gran paro y movilización en todo el mundo en apoyo a las refugiadas del pueblo sirio martirizado por el genocida Bashar Al Asad y de todas las mujeres que huyen del hambre y la guerra imperialista. Queremos que sea el 8 de marzo de las trabajadoras migrantes que hacen el trabajo peor calificado y de todas las trabajadoras que salen a pelear por aumento de salarios, contra la discriminación laboral y el acoso en el trabajo. Por todas las que luchan por terminar con las redes de trata para la explotación sexual, contra los femicidios y por el derecho al aborto legal.

Por eso, desde la Unidad Internacional de las y los Trabajadores – Cuarta Internacional, llamamos a organizarnos de manera independiente de los gobiernos patronales, para impulsar una gran jornada de lucha antipatriarcal y anticapitalista.

Las mujeres no vamos a pagar la crisis. Los gobiernos son responsables.

Abajo las leyes discriminatorias, misóginas y represivas impulsadas por Trump.

Basta de planes de ajuste en todo el mundo.

Igual trabajo, igual salario

Separación de la iglesia y el estado

Basta de femicidios, violencia y redes de trata ¡Ni Una menos, vivas nos queremos!

¡Aborto legal, seguro y gratuito!

¡Viva el día internacional de las mujeres trabajadoras! ¡Vivan nuestras luchas en todo el mundo!

Unidad Internacional de las y los Trabajadores – Cuarta Internacional UIT-CI)

19 de febrero del 2017

 

Artículos relacionados

Revista Internacional

Correspondencia Internacional - Edición Especial a 100 años de la Revolución Rusa

Nahuel Moreno - Biographical Outline

Traductor/Translate

Buscar en el sitio